domingo, 20 de marzo de 2016

MEJILLONES TIGRE

Esta receta la vi no hace muchos días en Google+,en el blog lacocinadelsur.com. Tomé buena nota de la idea y la he hecho con mi toque personal. 
Es simplemente hacer una bechamel, en el blog la hacen con nata en vez de leche y el caldo lo hacen con las cabezas de las gambas, pasadas primero por la sarten y después las incorporan al caldo de abrir los mejillones dejándolas cocer un poco para que coja sabor. Yo la he hecho a mi manera porque en realidad no tenía intención de hacer nada hoy, ya que el cocinero era mi marido. Le he robado medio Kg de mejillones de los que tenía preparados para hacer la paella Dominguera y como tampoco tenía gambas sin pelar, pues las he hecho con gambas peladas que siempre tengo en el congelador. La bechamel como ya he dicho, la he hecho como siempre, con leche, además le he puesto de mi cosecha un poco de pimentón picante que le ha dado una gracia a la receta. Puedo asegurar que han quedado muy buenos. 



INGREDIENTES :
1/2 Kg de mejillones
40 gr de mantequilla
40 gr de harina
1 cucharada sopera de tomate frito
150 gr de gambas peladas
150 gr de caldo de los mejillones
150 gr de leche
1 pimiento del piquillo picadito
sal
pimienta
pimentón picante

PARA EL EMPANADO
harina
huevo
pan rallado

ELABORACIÓN :

Empezaremos abriendo los mejillones con un vaso de agua o vino blanco ( a gusto de cada uno ), una vez abiertos los disponemos en un plato y reservamos el caldo de cocción.
Sacamos la carne de los mejillones y reservamos las valvas a parte. Por otro lado cocemos las gambas peladas en el microondas durante un minuto, reservamos.
Picamos finamente los mejillones, las gambas y el pimiento del piquillo, reservamos.
Ahora hacemos la bechamel poniendo en una sarten , la mantequilla, cuando se haya disuelto incorporamos la harina y damos vueltas enérgicamente para que no se nos queme, la dejamos cocinar un par de minutos e incorporamos la leche con el caldo ( previamente calentado para que no se nos hagan grumos ) movemos sin parar con unas varillas de silicona para no estropear el fondo de la sarten. 


Incorporamos a la bechamel, los mejillones. las gambas y el pimiento del piquillo, salpimentamos la mezcla y espolvoreamos por encima un poco de pimentón picante ( sin pasarnos ), mezclamos. Ahora la pasamos a un plato y la tapamos con papel film pegadito a la bechamel. Como se ve en la foto.


El relleno de los mejillones tiene que quedar casi como si fuese para croquetas, compacto para poder trabajarlo después. La dejamos enfriar en la nevera, mínimo una hora para que vaya cogiendo cuerpo.
Pasado este tiempo procedemos a rellenar las valvas de los mejillones con la bechamel, le damos forma y empanamos pasando primero por harina, después por huevo y finalmente por pan rallado. Freímos y los ponemos sobre papel de cocina para quitar el exceso de aceite. Espero que os guste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada